La RM cardíaca es una manera que tienen los médicos de obtener imágenes de tu corazón. Pueden ver el corazón latiendo. Es una prueba muy importante. En algunos momentos, tendrás que quedarte muy quieto. Eso ayuda a los médicos a conseguir las mejores imágenes.

Antes de la prueba, te pedirán que uses un camisolín de hospital. Si usas anteojos, deberás quitártelos. Tampoco podrás usar nada metálico. Eso es porque el aparato de RM usa unos imanes muy grandes. Es posible que alguien te inyecte un líquido en la mano o el brazo a través de una aguja. Este líquido ayuda a que las imágenes del corazón se vean mejor. Es posible que sientas algo frío que entra.

Al poco tiempo, te pedirán que te acuestes en una mesa en una sala especial. También es posible que te entreguen tapones o auriculares para los oídos porque la máquina hace mucho ruido cuando está funcionando. Puede parecerse al sonido de golpes o un murmullo fuerte. La persona que maneja el aparato hablará contigo y te dirá cuando debes quedarte quieto y cuando escucharás ruidos. La mesa se deslizará dentro de un tubo grande. Este tubo es donde se toman las imágenes de la resonancia magnética. La prueba no duele, pero deberás quedarte muy quieto por el mayor tiempo posible. Es muy importante que sea así.

La prueba durará entre 15 minutos y una hora. Una hora puede parecer mucho tiempo para estar quieto. Cuanto menos te muevas, más rápido terminará la prueba. Es posible que permitan que tu mamá o tu papá se queden en la sala, pero no podrás hablarles durante la prueba porque tienes que quedarte completamente quieto.