El ecocardiograma es otra manera que tienen los médicos de obtener imágenes del corazón. Solo se hará esta prueba si no se hizo la resonancia magnética cardíaca (ver arriba). Esta prueba usa sonido para crear una imagen del corazón. No podrás oír el sonido, pero la máquina sí puede. El aparato usa sonido que rebota en tu corazón para generar imágenes.

Esto funciona del un modo parecido a un murciélago que puede «ver» en la oscuridad. Los murciélagos emiten sonidos cuando vuelan. Luego, escuchan el eco de los sonidos que rebotan en las cosas. El eco ayuda a que los murciélagos sepan donde están las cosas. El ecocardiograma funciona igual. No duele.